Cuida tus puertas Kabbalah práctica



Recibe el conocimiento oculto.


Extracto de la parashá Shoftim

Para esta semana te proponemos cuides tus puertas (sentidos) de la siguiente manera:

1. ¿Has notado que VER algo te quita la paz? Enumera que cosas son, puede ser noticieros, programas sin sentido, personas, situaciones. Ya que los tengas enumerados ahora pregúntate si vale la pena seguir viendo eso o eliges algo diferente. Entrona a tu rey y elige lo que si te trae paz.
2. ¿Qué cosas que ESCUCHAS te quita la paz? Enumera esas cosas, pueden ser chismes, difamaciones. Ya que los tengas enumerados ahora pregúntate si vale la pena seguir escuchando eso o bien eliges lo que si te trae paz.
3. ¿Has notado que cuando HABLAS o incluso cuando te hablas a ti mismo hay cosas que te producen mal estar? Evita hablar maliciosamente o tendenciosa de cualquier cosa o persona; es común que ni te des cuenta que en automático te ofendas cuando consideras cometiste un error diciéndote «hay que tonta» o juzgues a tu país, vecino o carro diciendo eres una porquería.
Enumera de que cosas te quejas y posteriormente pregúntate ¿ Que gano con quejarme ? ¿ Acaso cambio la situación? y si observa que la queja no tiene sentido podremos estar hablando de lo mismo. Pon un juez y un policía en tu boca con la finalidad te lleven a la paz.

4. ¿Eres adicto a algún OLOR? Enumera cuales son; por ejemplo, el olor de un hombre o mujer prohibida, alguna droga. Contempla si esas cosas que enumeraste te producen paz duradera, si no es así elige en conciencia oler algo diferente que genere en ti paz y amor duraderos.
5. Siendo la PIEL el sentido más extenso de nuestro cuerpo y con el cual nos comunicamos con el mundo exterior, ¿hay algo que con la piel te genere alguna dependencia? Por ejemplo, situaciones que nos generen stress, preocupaciones, miedo (miedo a perder a mis hijos, mi madre, padre, mi amante), enuméralas. Ahora observa lo que has escrito y pregúntate si es lo que quieres seguir generado en tu vida, si ya no, es momento en este momento de ser responsable de tu vida y elegir lo que quieres ser ante cada situación enumerada. Contempla que el miedo tiende a paralizar para mantenernos sobreviviendo en lugar de viviendo.
6. ¿DECIDES ir a lugares que te quitan la paz? Enumera a que lugares o a que situaciones decides ir que te quitan la paz, una vez los tengas escritos observa que sentido tiene sigas eligiendo ir si tu deseo es tener paz.

Aprovecha la energía presente y corona a tu conciencia para que reine en ti. Si algo te es complicado ve a la paz y ponle amor a tus palabras, a lo que tocas, a lo que miras, a lo que escuchas, a lo que hueles y a lo que elijas; ponle amor a tu vida.